Pareturn Cartesio Income, Fondo de inversión

Pareturn Cartesio Income
Pareturn Cartesio Income

 

Pareturn Cartesio Income, Fondo de inversión

Si hay un fondo de inversión equilibrado y que no conlleva muchos riesgos en su contratación ese es sin duda Pareturn Cartesio Income, que está desarrollado por la gestora Cartesio. Está integrado dentro de lo que se denominan fondos mixtos defensivos, y es contratado en euros. No en banco, su exposición a la renta variable es solamente de cerca del 20%.

Su estrategia de inversión tiene por objetivo superar en rentabilidad-riesgo al índice Bloomberg/EFFA Euro Govt. Índice TR de bonos a 7-10 años en euros. Esto significa tener un coeficiente Sharpe superior al índice. El subfondo puede invertir directa o indirectamente a través de instituciones de inversión colectiva (10% máximo del total de activos) principalmente en renta fija y activos de renta variable de la OCDE.

La exposición a la renta variable, normalmente, estará por debajo de la exposición a los bonos y activos líquidos pero podrá variar ampliamente dependiendo de la opinión del administrador sobre los riesgos del mercado. Al menos el 50% de la inversión será en acciones de empresas con rentabilidad por dividendo atractiva y sostenible y con potencial de revalorización en relación con el valor calculado por la sociedad de gestión.

Su mayor exposición en la renta variable pertenece a la zona euro, pero también – aunque en menor medida – al Reino Unido y Estados Unidos. La renta fija, por el contrario, está representada mayoritariamente por la deuda pública española, que tiene un peso específico muy importante en este producto mixto.

Es muy asequible en su contratación, ya que puede formalizarse desde solamente 1.000 euros, y con aportaciones adicionales a partir de 500 euros. Las comisiones que presenta, por otro lado, están representadas únicamente por las de gestión, que están cuantificadas en un 0,95%.

Su evolución durante los últimos años ha sido francamente positiva, aprovechando el tirón de las bolsas europeas. Con una revalorización media en los últimos cuatro años en torno al 6%, mientras que en lo que llevamos de ejercicio ha conseguido que sus participaciones valgan casi un 4% más que a principios del 2015.