¿Estamos ante una burbuja en la renta fija?

burbuja financieraSon ya varios los analistas que están advirtiendo de una próxima burbuja en la renta fija de connotaciones durísimas. No en vano, los mercados de este activo financiero han estado subiendo durante muchos años, y algunos aducen que manera artificial. Las sombras que planea sobre este mercado exigen de mucha prudencia entre los pequeños y medianos inversores, ya que sus efectos pueden ser devastadores para sus bolsillos.

¿A qué tipo de inversión afectará este previsible nuevo crash en los mercados financieros internacionales? Indudablemente al de la renta fija, y dentro de éste los activos más perjudicados serán bonos, deuda pública… Y serán precisamente los titulares de fondos de inversión de esta naturaleza los que deban tener mayor miedo a los efectos de esta burbuja financiera.

Como medida preventiva, sería aconsejable que ante cualquier señal de debilidad traspasen sus fondos a productos más seguros. Y por otra parte, deberán seguir la evolución de sus títulos de forma regular. Incluso pueden ponerse en contacto con sus gestores para que le indiquen la estrategia a emplear ante la llegada de esta eventualidad económica.

Los efectos pueden ser devastadores para sus aportaciones, con pérdidas muy graves en sus capitales, y que en algunos casos pueden hacer peligrar el patrimonio de los ahorradores españoles. No sería mal consejo que dirigiesen sus ahorro a otros productos no tan sensibles a esta burbuja, o incluso llevarlos a la renta variable.

Precisamente la bolsa no se vería, en esta ocasión, contagiada por estos movimientos, ya que cuenta con la consideración – al menos durante este año – de los principales analistas financieros. Consideran que todavía tiene un alto recorrido al alza, al menos en las plazas europeas y algunos países emergentes (India e Indonesia, principalmente).

Mucho ojo, por tanto, a todos los ahorros invertidos en renta fija. Y que si bien hasta ahora han dado una excelente rentabilidad, a partir de los próximos meses puede suponer un verdadero problema para los muchos españoles que tienen sus ahorros en los mercados de renta fija.