¿Cómo evitar el timo del blanqueo de capitales con los décimos de...

¿Cómo evitar el timo del blanqueo de capitales con los décimos de Lotería premiados?

loterias-300x225

El sorteo de la Lotería Nacional de mañana es el último libre de impuestos, y por tanto la última gran oportunidad para que con esos pequeños papelitos de colores algunos puedan hacer el negocio del año blanqueando suculentas cantidades de dinero sin apenas esfuerzo.

El negocio es casi tan antiguo como el timo de la estampita, pero no por conocido es menos frecuente.  Ante la euforia de ser agraciado por el premio Gordo la adrenalina del afortunado se dispara y en muchos casos no tiene ningún pudor en salir en los medios de comunicación alardeando de su éxito. Es entonces cuando comienza el trabajo de los blanqueadores.

¿Qué le parece si en lugar de los 400.000 euros del Gordo nosotros le damos 40.000 o mejor 80.000 euros más?, puede ser la ‘sutil’ sugerencia que le hagan al premiado en un rincón del bar en el que celebra su suerte en medio de copas de champán.  Y así con las burbujas y la euforia más de uno está tentado a decir que sí. Total eso puede significar un cochazo más de lo previsto. Pero ojo!!!  caer en la tentación puede costar muy caro.

Aceptar un sobre precio a cambio de un décimo de lotería premiado es un delito tipificado  como blanqueo de capitales  en los artículos 301 a 304 del Código Penal.  Y es que por apenas 40.000 euros cualquier delincuente puede blanquear 400.000 en un suspiro.  Por supuesto el problema queda en el tejado del verdadero agraciado con la Lotería que cuando va al banco a ingresar  el premio en efectivo se ve sometido a un verdadero interrogatorio policía. ¿De dónde viene el dinero? Y claro, la historia del cambio de billete de Lotería es imposible de justificar y las alamas se activan en Hacienda.

El Fisco le puede llegar a reclamar hasta la mitad del premio obtenido, es decir 200.000 euros, Además, podría exponerse también a responsabilidades penales por colaborar en un delito de blanqueo de dinero, según advierten los Técnicos del Ministerio de Hacienda, Gestha.

Tanto en Gestha como en cualquier asesoría fiscal recomiendan a los agraciados que no se dejen llevar por los cantos de sirena de la avaricia y apuesten por lo seguro: ingresar cuanto antes el dinero en su cuenta del banco. Eso sí sin tomar una decisión de inversión, es decir dejarlo en la cuenta corriente donde puedan disponer de él con toda libertad  y tomarse unos días para decidir dónde invertirlo con el objetivo de sacarle la máxima rentabilidad.

Eso sí, este año este período de reflexión va a tener que ser mucho más rápido. A partir de enero comienza una nueva normativa fiscal que grava los premios de Lotería superiores a 2.500 euros con un 20%. La retención la practicará la entidad que organice el sorteo, ya sea  Loterías y Apuestas del Estado (LAE), la ONCE y Cruz Roja. Es decir, que a la cuenta del banco ya llegará el premio ‘mermado’ y a partir de ese momento sólo tributarán los rendimientos que genere ese dinero.

Desde el lado impositivo, también hay que tener en cuenta que la cuantía de los premios se integrarán en la declaración de la Renta, pero no se incluirán en la base imponible del IRPF, por lo que no les afectará a la hora de pedir una beca, prestaciones asistenciales o no contributivas o cualquier otra ayuda pública cuyo requisito sea la renta.

Y si es de los agraciados, pero no se encuentra en el número grupo de ese 85% de personas que según pisos.com es la principal aspiración de los españoles, conviene que tenga en cuenta lo que le contamos en Financialred hace unos días. ¿Qué hacer con el dinero si le toca la Lotería de Navidad?

 

Imagen: ccr vcheregati

FinancialRed

1 Comentario

Deja tu comentario