Inversión socialmente responsable

Inversión socialmente responsable

fondos de inversión

La Inversión Socialmente Responsable puede ejecutarse a través de buen número de fondos de inversión que cumplen con esta característica. Se basan fundamentalmente en criterios éticos, sociales, o incluso medioambientales. Y es una forma para que los inversores lleven sus convicciones personales a la inversión de sus ahorros.

Las gestoras encargadas de diseñar estos productos financieros utilizan un criterio ético para elaborar sus carteras. Pueden estar basados en contra del tabaco, alcohol, armas o políticas medioambientales muy agresivas. Cualquier idea con convicciones vale para desarrollarlos, y por otra parte, que sean aceptados por los partícipes.

Su rentabilidad no es ni mejor ni peor que la de otros fondos de inversión, sino que vendrá determinada por la evolución de los activos financieros en la que está basa la cartera de inversión. Incluso en determinados períodos pueden ser más rentables que los fondos tradicionales. Y con la ventaja para el ahorrador, que estará invirtiendo sus ahorro en algo en lo que cree. Esta la mayor aportación de los productos socialmente responsables.

Con respecto a las comisiones que presentan, son similares a las de los restantes fondos, y también con una gran variedad con respecto a las aportaciones mínimas que habrá que realizar. Generalmente a partir de 1.000 euros, aunque siempre se podrán encontrar modelos más exigentes que elevarán el capital invertido.

Basta con repasar la actual oferta de los fondos socialmente responsables para darse cuenta que hay varios modelos que cumplen con esta característica. Es cierto que no son muchos, por supuesto que no, pero al menos valdrá para satisfacer la demanda de miles de ahorradores que desean suscribirlos.

Bankinter, Santander o Banca Ceiss son solamente algunas entidades, y que a través de sus gestoras, vienen desarrollando estos productos desde hace varios años. Y algunos de ellos con una rentabilidad muy satisfactoria para sus demandantes.

Y que incluso pueden diversificarse con otros fondos de inversión procedentes de la renta fija o variable. Con una finalidad muy clara, y que no es otra que hacer crecer a nuestros ahorros a través de los fondos de inversión.

Sin Comentarios

Deja tu comentario